Nueva música: 1913-2013

Contenido principal del artículo

Francisco Ramos Núñez

Resumen

El centenario de la première de la Consagración de la primavera de Stravinsky se conmemoró el pasado mayo y habiéndose celebrado el estreno del Pierrot Lunaire de Arnold Schönberg en Berlín en octubre de 1912, sólo unos meses antes. Ambas obras maestras continúan ejerciendo su influencia hoy en día. Sin embargo, mientras la obra de Stravinsky se mantiene en el repertorio usualmente interpretado en los conciertos, la pieza de Schönberg –generalmente considerada piedra angular de la Nueva Música– sólo ha encontrado sitio en festivales y conciertos de música contemporánea. La reducida configuración instrumental de Pierrot Lunaire ha entrado siempre en desacuerdo con el gusto de una audiencia cuya educación auditiva estaba basada en la gran escala de la música sinfónica: un gusto que todavía predomina a comienzos del siglo XXI. Los pupilos de Arnold Schönberg fundaron la Sociedad para performances de música privada con el propósito de promover una plataforma para la Nueva Música, siendo la primera vez que este término era utilizado en el siglo XX. La segunda oleada de Nueva Música llegaría con los cursos y conciertos ofrecidos en Darmstadt desde 1946. El lenguaje musical había experimentado una profunda transformación. Cuando se aplicó a la música, el término avant-garde acarreó con él la idea de experimentación y de algo diferente, incluso alienígena. Los laboratorios de música electrónica había sido creados en las estaciones de radio y televisión más importantes de Europa y desde los años setenta, los trabajos de Nueva Música fueron grabados y distribuidos tanto por las más renombradas casas de discos como por los más pequeños y especializados estudios de grabación.
 
Palabras clave: Schönberg, Mahler, Stravinsky, Nueva Música.
 
New Music: 1913-2013
 
Abstract: The centenary of the premiere of Stravinsky‘s Rite of Spring in Paris was commemorated last May, and Arnold Schönberg’s Pierrot Lunaire was given its premiere in Berlin in October 1912, a few months previously. Both masterpieces have continued to exert an influence to the present day. However, whereas Stravinsky’s work has entered the repertoire usually performed in concerts, Schonberg’s piece –generally considered a cornerstone of New Music– has only found its home in festivals and contemporary music concerts. The reduced instrumental configuration of Pierrot Lunaire has always been at odds with the taste of an audience whose aural education has been based on the grand scale of symphonic music: a taste that still reigns today at the beginning of 21st Century. Arnold Schönberg’s pupils founded the Society for Private Musical Performances with the purpose of providing a platform for New Music, the first time this term was used in 20th Century, and the second wave of New Music only arrived with the courses and concerts that have been offered in Darmstadt since 1946. The language of music has undergone a profound transformation. When applied to music, the term Avant-garde carries within it the idea of experimentation and of something different, even alien. Electronic music laboratories have been created in the most important radio and television stations in Europe, and since the 1970s, New Music works have been recorded and distributed by the most renowned record labels as well as by small and upcoming specialised recording houses.
 
Keywords: Schönberg; Mahler; Stravinsky; New Music.
 
Artículo recibido: 25/06/2013. Aceptado: 12/07/2013
Palabras clave
Schönberg, Mahler, Stravinsky, Nueva Música,

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Métricas alternativas

Detalles del artículo

Cómo citar
Ramos Núñez, F. (2021). Nueva música: 1913-2013. Periférica Internacional. Revista Para El análisis De La Cultura Y El Territorio, (14), 197-208. https://doi.org/10.25267/Periferica.2013.i14.18
 
Sección
Temas