Agenda política de diseño?

Descargas

Visitas a la página del resumen del artículo:  107  

DOI

https://doi.org/10.25267/P56-IDJ.2023.i3.03

Autores/as

Resumen

El diseño ha diversificado su significado y enfoque, pasando de ser marginal en las disciplinas académicas a abarcar una amplia gama de conceptos. Aunque esto muestra vitalidad, también plantea preocupaciones sobre la dilución de la identidad del diseño.

Las ciencias sociales y culturales han mostrado un interés particular en el diseño debido a las limitaciones y contradicciones en su práctica y enseñanza en el mercado global. El diseño busca crear sistemas viables desde perspectivas ecológicas y sociales, y se cree que puede ser socialmente relevante más allá de los discursos dominantes.

Se pueden distinguir dos tipos de diseño: el centrado en satisfacer necesidades y el orientado al mercado. La dimensión política de los proyectos surge de procesos político-sociales más amplios, y se plantea la pregunta sobre cómo el diseño puede cambiar la sociedad. Sin embargo, esto puede llevar a expectativas excesivas y limitarse a declaraciones verbales y manifiestos.

La inclusión del diseño en la agenda política puede generar malentendidos y el riesgo de convertirse en una doctrina hegemónica. En cambio, el diseño puede actuar como una fuerza mediadora entre intereses públicos y privados. Diseñadores como Jan van Toorn desafían las tendencias autoritarias y mantienen la esperanza en una práctica y tradición autodeterminada del diseño, a pesar de la influencia corporativa y comercial.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Cómo citar

Bonsiepe, G. (2023). Agenda política de diseño?. Proyecta56, an Industrial Design Journal, (3), 54–57. https://doi.org/10.25267/P56-IDJ.2023.i3.03

Biografía del autor/a

Guiuseppe Bonsiepe

Realizó sus estudios de diseño de información en la prestigiosa HFG Ulm, Alemania, durante el periodo comprendido entre 1955 y 1959. Desde entonces, ha desempeñado una destacada labor en el ámbito del desarrollo, la investigación y la enseñanza hasta el cierre de dicha universidad. A partir de 1968, ha ejercido como diseñador y consultor especializado en políticas industriales en diversas naciones de América Latina, entre las que se destacan Chile, Argentina y Brasil. En busca de una continua superación profesional, dedicó los años 1981 a 1983 a una especialización en diseño de interfaces en una reconocida empresa de software en California. De igual manera, durante el periodo comprendido entre 1993 y 2003, impartió clases como catedrático en el campo del diseño de interfaces en la Universidad de Ciencias Aplicadas en Colonia. Actualmente, reside y desarrolla su labor profesional en Brasil y Argentina, consolidando así su vasta trayectoria internacional.