Museos de ciencias, escuelas y profesorado, una relación a revisarse

Descargas

Visitas a la página del resumen del artículo:  384  

Información

Formación del profesorado de ciencias
pp. 377-393
Publicado: 01-04-2013

Autores/as

Resumen

La importancia que se ha dado a la búsqueda de la cultura científica para la formación de ciudadanos informados ha trascendido a la escuela formal y se ha extendido a las instancias de educación informal, entre las que destacan los museos de ciencias. Debido a las características de estos espacios, entre las que se encuentra la exhibición de algunos objetos, pero principalmente de equipos interactivos que permiten vivir las ideas, fenómenos y procesos científicos, y de exposiciones temáticas que actualmente se inclinan hacia una postura crítica, es que los museos de ciencia parecieron ser lugares para apoyar o complementar la enseñanza formal de las ciencias. Pero la realidad ha mostrado que cuando las escuelas visitan el museo, el aprendizaje que en estos ocurre es de naturaleza afectiva (motivacional) más que cognitiva, y que la complicada logística y la organización de las visitas, aunada al desconocimiento del ambiente educativo informal o de las características de los eventos extraescolares (out of school) por parte de los docentes, parecen indicar que no todos los resultados de esta opción educativa propician el aprendizaje con la formalidad que la escuela demanda. Así que, salvo para las escuelas que carecen de recursos materiales para el estudio de la ciencia, se empieza a mirar con reservas la posibilidad de que los museos de ciencias sean las herramientas idóneas para el aprendizaje de estas disciplinas, mientras no se superen muchas de las dificultades enumeradas en este artículo. Lo que sí se ha visto como opción exitosa en la relación museo-escuela es aprovechar los museos de ciencia para la formación y capacitación del profesorado.

Palabras clave: Cultura científica; Aprendizaje informal; Educación extraescolar; Museos de ciencia.

Museums, schools and teachers: a relationship to be reviewed

The importance given to the pursuit of a scientific culture for the formation of informed citizens, has transcended the formal school and has spread to institutions of informal education, among which are science museums. These spaces display objects, but mainly, interactive equipment that permit visitors to live ideas, phenomena and scientific processes. Science museums also develop thematic exhibitions that nowadays tend to adopt a critical position. All these characteristics have pretended to consider science museums as places to support or supplement the formal teaching of science. But reality indicates that when schools visit the museum, the learning that occurs there is of affective (motivational) rather than cognitive nature; and that the complicated logistics and organization of the visits, plus the lack of knowledge by teachers of the informal educational environment and the extracurricular events (out of school) features, seems to indicate that the results of this educational option, do not produce the kind of learning expected by formal schooling. So, except for schools that lack resources for the study of science, the common idea that science museums are the ideal tools for learning formally this subject, has been questioned, until the difficulties discussed in this paper are not succeeded. What it was seen as a successful option in the relationship between schools and museums, is to use those spaces for the training of preservice teachers.

Keywords: Scientific culture; Informal learning; Aprendizaje informal; Out of school education; Science Museums.

Palabras clave


Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Biografía del autor/a

María del Carmen Sánchez Mora

Dra. en ciencias, actualmente coordinadora de la Unidad de Formación en Divulgación de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia en la Universidad Nacional Autónoma de M.